Respuesta a: Mi yogasana preferida (Consultas, puestas en común y entregas)

Inicio Foros Foro del 2º CURSO FORMATIVO IAYoga 2017 – 2018 Mi yogasana preferida (Consultas, puestas en común y entregas) Respuesta a: Mi yogasana preferida (Consultas, puestas en común y entregas)

#361
alvaro
Participante

La Postura del Perro, o Perro Boca Abajo.

Nombre en sanscrito: Adho Mukha Svanasana

Es una asana de extensión, realizada sobre los cuatro apoyos (manos y pies), que puede parecerse en la forma a una pirámide o triángulo cuando la pelvis se proyecta hacia el cielo.

Suele comenzarse desde la postura de pie, generalmente en encadenamientos o vinyasas, o a gatas, con las rodillas posadas en el suelo. Se colocan manos y pies más o menos a la misma anchura que hombros y caderas, respectivamente. Con las manos bien extendidas y los pies tratando de llevar los talones al suelo, se eleva la pelvis (empujando hacia fuera el coxis y sin tensión lumbar) desde el empuje de los apoyos. Los brazos extendidos, y las piernas estiradas en la medida de lo posible. Revisar la colocación, altura y anchura, de las manos y los pies (un buen indicador pueden ser los dedos gordos). Se rotan los hombros hacia el exterior y se comprueba que el cuello esté suelto, con la mirada relajada entre los pies o las rodillas. Poco a poco se deja a la zona del esternón acercarse y expandirse hacia el centro del triángulo.

A la hora de deshacer, se pueden volver a apoyar las rodillas en el suelo, o acercar pies y manos hasta alcanzar una flexión de pie (Uttanasana) y luego elevar con suavidad el tronco.

https://formacion.iayoga.org/wp-content/uploads/sites/3/hm_bbpui/361/gh0866sg47acrzm0tohzjche3uc6qn3w.JPG

Es una asana que puede realizarse en varios momentos de la práctica.

Al comienzo, después de pequeños movimientos o pawanmuktasanas. Por ejemplo, al terminar de hacer el gato en dinámico, mirando adelante y atrás.

También al comienzo, se compone como parte de la salutación al sol, Suryanamaskar, donde resalta su relevancia al ser la única asana de la secuencia que es mantenida un cierto número de respiraciones.

Igualmente, se puede situar en el karana o vinyasa de prácticas más dinámicas, como el Ashtanga Yoga, enlazando las asanas en movimiento.

Antes o después, es muy adecuado respirar unas cuantas veces en la postura del niño, relajando la espalda y notando la respiración con naturalidad.

El Perro Boca Abajo ayuda a expandir y descomprimir la caja torácica. A fortalecer brazos y piernas: flexibilizando las articulaciones de las muñecas, codos, hombros, rodillas y tobillos, sin olvidar la palanca de la pelvis; estirando los músculos isquiotibiales, gemelos o intercostales y alargando los tendones de la corva. A estimular el riego sanguíneo, tratándose de una semi-inversión, y el flujo linfático, por ejemplo a través de los ganglios en las axilas.

Se recomienda no hacer El Perro en caso de problemas en las muñecas, hombros o tobillos. Cuando se tenga la tensión o presión arterial alta, o cierto grado de cefalea. Y siempre que se perciba alguna molestia, sobre todo en meses avanzados del embarazo.

Dentro de sus variantes (con pies juntos, de puntillas, con las piernas flexionadas en la inhalación…) destaca Eka Pada Adho Mukha Svanasana, con un pie elevado al cielo.