Respuesta a: Una actividad de yoga (consultas, puestas en común y entregas)

Inicio Foros Foro del 2º CURSO FORMATIVO IAYoga 2017 – 2018 Una actividad de yoga (consultas, puestas en común y entregas) Respuesta a: Una actividad de yoga (consultas, puestas en común y entregas)

#617

A) Descripción de la actividad, participantes y objetivo : Se trata de una primera sesión dentro de un ciclo de 10 sesiones de Yoga adaptado a un propósito específico y un grupo de niños concreto. Estas sesiones están ajustadas a un grupo de 5 niños y niñas de entre 8 y 14 años que asisten al centro de Psicología y Logopedia “Neurovox” (http://neurovox.es , antiguo nombre: De la Atención Al Lenguaje S.L.L).

Estos niños llegaron al centro diagnosticados de TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad) por los/as psicopedagogos/as de sus centros escolares y reciben en este centro una Terapia Integral adaptada a sus características. Me he centrado en la dificultad representativa que tienen para mantener la atención en cualquier actividad, seguir el ritmo de aprendizaje en sus colegios y otros asuntos derivados (u origen) de estos asuntos como la falta de una buena autoestima. Asisten juntos y periódicamente a sesiones conducidas por una especialista de este centro y tienen ya aprendida la dinámica del trabajo en grupo.

Este ciclo está dirigido a dos objetivos sinérgicos: 1. Registro de experiencia de atención mantenida a través del contacto con las percepciones recibidas desde el espacio físico, desde ‘el otro’ que tiene en frente y desde el propio cuerpo. Y 2. Mejorar el estado de salud de la autoestima de estos niños facilitando experiencia  de atención mantenida en condiciones favorables. No tanto afinar la atención de los niños bajo circunstancias de mayor dificultad, si no facilitar al máximo la experiencia de atención mantenida para que los niños puedan ganar confianza en el contacto con su concentración , y como consecuencia puedan recuperar un poco más la salud de sus autoestimas. Estos niños son totalmente capaces, solo necesitan mayor confianza, comprobar que pueden hacerlo y sentir los beneficios de poder hacerlo para sentirse motivados.

Estos niños y niñas disfrutan de una buena condición física que alberga el potencial natural de unos niños y niñas de sus edades en estado óptimo de salud. A diferencia de otros grupos/ niños del centro con los que tienen en común dificultades respecto a la atención mantenida pero que tienen además otras dificultades añadidas entre las que se encuentran algunos tipos de discapacidades físicas derivadas de enfermados congénitas.

B) Previo al día de la sesión: 1. Me voy a reunir con los padres/ tutores de cada niño/niña, con vista a conocer un poco más a los alumnos. 2. Me voy a reunir con los niños y niñas unos minutos por separado para entrar en contacto. De esta forma puedo conocerlos un poco más y al mismo tiempo , aunque ya me he relacionado con ellos en dos ocasiones, tratar de generar un vínculo con la vista puesta en la actividad de yoga.

C) Duración de la sesión y dinámica: 1 hora y 30 minutos. Los niños se citarán 20 minutos antes de la sesión para hacer un repaso a los 5 niños en grupo sobre varios puntos relacionados con la dinámica de la sesión o “reglas del juego”. Y también tener unos minutos para poder responder las preguntas que les surjan antes de comenzar el juego. No se les adelantará la secuencia de los ejercicios que van a realizarse, pues esto es una dificultad añadida para ellos que pueden tender con facilidad a adelantarse al momento presente y generar pensamientos intrusivos para su focalización, por ejemplo sobre “cuando llegará tal o cual ejercicio”. Los puntos que se aclararán de la dinámica son los siguientes:

La función del semáforo. Está explicado de que se trata este material en el apartado de materiales. Este semáforo irá marcando a los niños la dinámica de intervención en la clase. De partida los 5 niños estarán colocados delante de mi , y detrás mía en la pared tendré un corcho donde iré colocando y cambiando una de estas tres piezas en función del tipo de intervención al que esté sujeta la clase en ese momento. Verde: momento libre de intervención/ expresión. Todos ellos, y al mismo tiempo, pueden (y se les va a animar a ello) hablar, gritar, danzar -y moverse en definitiva- con total libertad. Roja: momento de silencio y atención focalizada. El juego será no hablar ni moverse libremente para poner atención, y las características de esta quietud/atención vendrán marcadas por las reglas del ejercicio en cuestión. Naranja: momento de intervención por turnos, marcados por las reglas del ejercicio en cuestión o la dirección de la profesora. Habla, se mueve o construye asana a quién le toque.
– La función de “El cuenco” tibetano y su sonido para marcar las aperturas y los cierres.

D) Momento del día: Por la mañana. Se van a realizar con los niños por las mañanas en las vacaciones de verano. La elección de este momento del día es porque aconsejada por la especialista que atiende a los niños, la mañana es el momento del día de mayor capacidad de concentración, de menos interferencias. Y el objetivo de estas sesiones no es tanto afinar la atención de los niños bajo circunstancias de mayor dificultad si no el desarrollo de la misma en condiciones favorables, puesto que el objetivo básico es: facilitar; para que los niños puedan ganar confianza en el contacto con su atención mantenida, y como consecuencia puedan recuperar un poco más la salud de sus autoestimas.

E) Espacio: El espacio para la clase en este caso es especialmente importante. Como sabemos, el entorno en el que estamos emite información y genera estímulos y respuestas de diferente tipo. En este caso en base al objetivo de facilitar el desarrollo de la atención de los niños bajo circunstancias favorables (para ganar confianza en el contacto de su atención mantenida y seguir recuperando así la salud de sus autoestimas)las condiciones de la habitación/ espacio en cuestión serán lo más favorables para la focalización en los ejercicios. Para ello esta habitación que he escogido es una habitación lo más exenta posible de información visual (y sonora), vacía de todo tipo de objetos y elementos decorativos externos a la actividad. En especial en un primer ciclo de 10 sesiones.
¿Que habrá? En el comienzo se colocarán 5 esterillas en semicírculo o en línea frente a mi esterilla, un Baúl blanco que tengo (del color de las paredes de la sala), el corcho- semáforo en la pared frente a ellos y mi cuenco tibetano.
Sobre la temperatura cuidar que sea la más neutra posible, al igual que con la luz (la cual yo la prefiero como luz cálida y no luz fría). Personalmente me gusta cuidar con detalle de los espacios y las condiciones del mismo cuando se puede y/o se requiere.

[perdonad que al principio haya repetido tanto el objetivo ,creo que lo estoy repitiendo porque este  justifica todas las decisiones que he tomado tomar para diseñar esta clase,o por lo menos lo he intentado ]***

F) 1º Sesión y secuenciación:

Los tiempos están distribuidos de forma orientativa. Haré algunos ensayos de esta sesión con otros niños de similar edad que aunque no tengan las mismas cualidades de estos niños me ayudan a practicar a mi y a hacerme una idea del ritmo, los tiempos y la funcionalidad de la secuencia y los materiales.

Mudra comienzo

1. Apertura/ bienvenida. Como me siento. 5-10 minutos

Este momento consta de 3 pasos:
– 1º paso: Un círculo cogidos de las manos con una canción corta que cantaré (que dura en torno a un minuto) y seguido de una especie de mudra grupal que aprendi de unos niños en la India. Las manos quedan vinculadas unas a otras en un bonito gesto haciendo un circulo en el centro (es mejor verlo, adjunto una foto que me enviaron unos amigos que conocí en Amedabad). Es un gesto precioso y sencillo que representa la conexión/unión de grupo. La canción que cantaré ,seguramente en gujarati, se llama “Sathe Ramiye” y dura en torno a 1 minuto, no más. (Es una canción/rezo especial para mi por cómo y dónde la escuché y la aprendí y porque me lleva a un estado meditativo. Además me parece ideal para los niños. En este link que añado a continuación veréis la canción recitada por una niña que la canta en gujarati y luego en inglés para que podáis ver la traducción y entendáis mejor. Seguramente lleve esta breve canción a mis sesiones de yoga en general. https://m.youtube.com/watch?v=HRiaROqoCjw ).
– 2º paso: Nos sentamos en la esterilla. Saco del Baúl otras cartulinas blancas con el nombre de cada uno y una silueta sin color que he dibujado de su cuerpo (cabeza y cuerpo) , 5 botes con su nombre y con 7 colores cada uno (colores de los chakras) y 5 hojas de pegatinas “como me siento” . Le entrego a cada uno su cartulina, su bote y su hoja de pegatinas. Indicaciones: Elige un color de los 7 y rellena la silueta de tu cuerpo con ese color. Escoge una pegatina de la hoja sobre como te sientes y pégala en la circunferencia vacía. Toma un color que tu quieras y escribe 2 adjetivos que tu quieras libremente en tu pieza de cartulina. Recojo las 5 cartulinas y las meto en el baúl.
– 3º paso: Postura de sentado y cantamos el Om tres veces.

Semáforo: Durante este ejercicio el semáforo estará en Naranja.

2. Chakra-twist. 15 minutos.

Saco del baúl las 5 esterillas especiales que he adaptado para que cumplan la función de material para este ejercicio, apilamos las otras esterillas y colocamos estas nuevas.
Indicaciones: El juego es seguir las indicaciones que yo voy dando, ejemplo: “Mano izquierda en el azul. Mano derecha en el verde. Pie izquierdo en el rojo. Pie derecho en el rosa”. Incluiré posturas o asanas de equilibrio sencillas para que conecten con la concentración también.

La dificultad de las indicaciones y el ejercicio irán en función de como se desenvuelvan los niños. La flexibilidad por mi parte es muy importante ,es interesante estar abiertos y preparados para fluir con el ritmo de la concentración de los niños. Voy de menor a mayor dificultad, siempre en un grado de dificultad en el que se encuentren cómodos, confiados y que puedan realizar con cierta soltura. Recordar que el objetivo de la actividad no es tanto el desarrollar cualidades más físicas (como la fuerza o la flexibilidad) si no las que tienen que ver más con la psique (como la concentración o la propiocepción). Por tanto el grado de dificultad irá en función no tanto de la mayor o la menor destreza física necesaria para la ejecución de la postura/ ejercicio concentración como de la mayor o menor concentración necesaria para el desarrollo de la misma.
Empezamos haciendo varias posturas conjuntas todos a la vez y luego varias posturas individuales por turnos mientras el resto observan, y entre estas dos modalidades el grupo e individual voy fluyendo según lo que vaya observando.

Semáforo: Aquí el semáforo estará en Rojo cuando esté explicando el ejercicio. Y estará en Naranja cuando de comienzo hasta el final.

Buscando en internet me encontré lo que parece algo muy parecido a lo que creía que yo había inventado sobre hacer una mezcla del juego del twitter y posturas de yoga.  Adjunto una foto pero el diseño de la esterilla para el Chakra- twitter incluye más colores y el material debe ser adecuado para no resbalar en las posturas.

Para hacerse una idea- Material Chakra twist

3. Estatuasana: Fuera y dentro. 15 minutos.

Estatuasana en POSTURA DEL NIÑO.
Construimos todos juntos la postura del niño. Me pongo yo y les pido que me imiten. Rompemos la postura una vez y volvemos a la postura , y así de nuevo otra vez para haber ido a la postura 3 veces. Después explico el ejercicio. Cuando suene el cuenco se activa lo que he llamado el HACIA FUERA- expansión: van a cantar, a hablar lo que les apetezca, a saltar, a gritar, a bailar a lo que quieran que implique expresión de voz y movimiento. La única regla será que no pueden tocar ni hablarse los unos a los otros, será un trabajo individual y así quedará indicado. Cuando suene de nuevo el cuenco se activa el HACIA DENTRO (contracción). Entonces todos deberán volver a su esterilla y permanecer en la postura del niño, que ya conocen. Ahí permanecerán inmóviles, respirando y en silencio como ya saben. Y lo harán en una postura que favoreciendo la interiorización y el descanso también es sencilla y no difícil para que la complejidad en la construcción de la postura no los desvíe del objetivo primero de éste momento, que es la interiorización, el relajo y el gozo del estado de reposo. Cuando vuelva a sonar el cuenco se activará de nuevo el HACIA FUERA y el juego será romper la postura y de nuevo activar ese estado de expresión libre que ya he descrito. Cuando vuelva a sonar el cuenco se activará de nuevo el HACIA DENTRO y volverán a su esterilla para quedar inmóviles, respirando y en silencio en la postura del niño. Este ir y venir se desarrollará en 6 ciclos de 3 “Hacia fuera” y 3 “Hacia dentro” intercalados, terminando con un HACIA DENTRO especialmente más largo. El ritmo y el tiempo de duración en cada uno de los estados dependerá del ritmo de los niños, atendiendo a dirigir el ejercicio a los objetivos del mismo: 1- seguir desarrollando la atención/ la escucha de los que viene de fuera y de lo que viene de dentro, 2- registrar experiencia relacionada con ambos estados energéticos en especial con el de Hacia dentro e identificar la diferencia, 3- ofrecer un espacio de amor y aceptación para la expresión libre de la intensidad de sus movimientos y la expresión de su voz con el estado de “hacia fuera”, 4- y, sobre todo, registrar la experiencia del camino de ir hacia dentro y hacia afuera (y viceversa), registrar experiencia de transición entre los estados y que puedan comprobar que ellos pueden hacerlo.

Opcional: En el final del ejercicio si las energías se han movido mucho y se han dispersado con el ejercicio invitarles a seguirme en una postura de equilibrio como: la postura del avión (o guerrero I ) o postura del bailarín. Teniendo esto como herramienta luego puedo hacer uso de ella si la necesito en este momento de la sesión o en cualquier otro si la energía se dispersa.

Semáforo: Aquí el semáforo estará en Rojo cuando esté explicando el ejercicio. Y estará en Verde cuando se active el estado de HACIA FUERA Y estará en Rojo cuando se active el estado HACIA DENTRO.

4. El yogacuento atento. 25 minutos

Este ejercicio consta de dos elementos fundamentales: un cuento que yo voy contando (de memoria) y 5 Asanas diferentes que serán repartidas entre los 5 niños/niñas. Ya los conozco un poco desde antes de la sesión y otro poco más durante lo que ya va de sesión, por lo que intentaré asignar a cada uno/a la asana que vea más conveniente. Aclaro que el cuento lo contare de memoria (mas o menos) entre otras cosas porque durante el cuento yo iré haciendo las asanas con ellos hasta que el niño en cuestión haya construido la asana de su animal. De esta forma puede imitarme para construir su Asana.
En el caso de esta sesión, como aclaro más adelante, no utilizo los nombres en sánscrito si no su traducción al castellano, primero para facilitar la atención (en este caso el posible humor de la “palabra rara” podría dispersar demasiado y tenemos la vista puesta en el objetivo de facilitar) y segundo para favorecer la inmersión en el cuento y la relación con sus asanas. De esta forma el cuento que estoy escribiendo va sobre un anciano Rey y unos animales aspirantes a sucesores del trono.
Durante el cuento voy hablando de uno y otro de los animales brevemente, y según de que animal esté hablando en ese momento el niño o niña al que haya asignado ese animal tiene que construir su asana en cuestión. Cuando hable del pez, el niño al que haya asignado ese animal estará llamado a construir la postura del pez y mantenerla el tiempo que yo hablo de ese animal, que en ningún caso será durante más de 30 segundos. Por tanto cada 30 segundos (aproximadamente) cambio de animal en la narración del cuento. Cuando hablo de la rana todos estarán llamados a hacer a la vez la variante de la rana de la que adjunto foto (en este caso la duración de la sana será mas de 30 segundos).
Todos se observan y participan. Y yo estoy ahí para guiar las intervenciones y servir de referencia visual a la hora de construir la asana.

1. Postura del pez. – Alumno/a 1.
2. Postura de la cobra, (o de la serpiente). – Alumno/a 2.
3. Postura de la tortuga. – Alumno/a 3.
4. Postura del perro boca abajo. – Alumno/a 4.
5. Postura del camello. – Alumno/a 5.

Esta postura la dejaría sujeta a una posible improvisación. Si hubiera algún niño o niña al que la sesión le estuviera costando o que en este punto haya perdido más la concentración por cualquier motivo, en lugar de asignarle la postura del camello le asignaría la postura del niño. Una postura que ya conoce del ejercicio anterior, que es sencilla, que le permite descansar entre otras cosas a la vez que participa y se integra y que le permite observar al resto de compañeros mientras permanece con una de las mejillas apoyadas en la esterilla.
6. Postura de la Rana. – Todos los alumnos juntos.

Semáforo: Aquí el semáforo estará en Rojo cuando esté explicando el ejercicio y asignando los animales y las asanas. Y estará en Naranja cuando esté contando el cuento desde el principio hasta el final.

“EL REINO, LA SEMILLA Y LA PLANTA”
“Cuenta una historia antigua que un rey ya viejito necesitaba encontrar a su sucesor. Pensó como reconocer el mejor líder para su pueblo y se le ocurrió una gran idea. Convocó a todos los animales del bosque. En sus manos el rey tenía semillas de varios colores, tamaños y texturas. A cada uno de los animales le entregó una semilla diferente. Y con una voz alta les anunció que volvieran la próxima primavera y le mostrasen en qué se había transformado su semilla.
La cobra salió reptando de lo más entusiasmada y hablando de sus poderes de jardinería… Llevaba la semilla enroscada en el extremo de su cola. La serpiente cuidaba atenta de su semilla y sabía cuando era el momento de moverse y actuar, y cuando era el momento de mantenerse inmóvil y expectante.
El camello caminó tranquilo el viaje de vuelta a casa con su semilla protegida bien entre sus jorobas. El camello vivía los viajes y la aventura como una parte inseparable de su vida. Por eso el camello superó tiempos difíciles y se mantuvo positivo, ya que cuando llegan las tormentas de arena no se olvida que esta pasará y le permitirá ver mejor sin esfuerzo.
El pez salió nadando río abajo llevando la semilla entre sus escamas. Saltaba y saltaba de alegría celebrando de antemano lo que decía que sería su futura victoria. El pez para seguir su dirección en el viaje de vuelta unas veces aprovechaba las corrientes y otras veces nadaba en contra de ellas para no desviarse.
La tortuga había protegido su semilla en la parte de adelante de su caparazón, en su borde interno. La tortuga se sentía estable, segura y confiada. Su caparazón le permitía protegerse a si misma y a su semilla con absoluta paz, y tranquilidad, sin ningún tipo de violencia. La tortuga pisaba fuerte y segura en la tierra y esto le permitía moverse en su entorno con armonía.
El perro llevaba la semilla en su boca, calladito sin decir una palabra para que no se le cayera. Estaba entregado a su causa con nobleza. El perro no hizo un camino recto a su casa, se paró tantas veces como algunos de los otros animales necesitaron su ingeniosa ayuda, pero eso sí siempre cuidando de que la semilla que le habían encomendado estuviera a salvo y a buen recaudo.

¿Y la rana? La ranita había llevado un caracol especial para su semilla. Pensaba que a la semilla le gustaría ir escuchando la música del mar hasta encontrarse con la tierra. Con mucho cuidado caminó de regreso a su casa, cargando el caracol con la semilla adentro, sin dar ni un salto. Pasó el invierno. La ranita regaba todas las mañanas, al salir el sol, su semilla, que aún se encontraba dormida. Llegó la primavera y se acercaba el momento de regresar al palacio. La ranita no entendía por qué su semilla aún no despertaba. Le cantaba, la regaba… pero nada. Al principio se frustró porque no entendía que no ocurriera nada en su tierra y su semilla, que no se transformara. Pero luego aceptó que las cosas no fueran como esperaba y que por cualquier razón debía ser así y siguió esperando.
La cobra susurraba que su flor era violeta y enorme… El camello se hacía el misterioso con su sonrisa tranquila e insinuante, un día dijo que su flor era de un color extraordinario… El pez saltaba y anunciaba a todos que su flor ya estaba muy grande…El perro ladraba y movía el rabo lleno de alegría hablando de su pequeñita plantita. La tortuga hablaba cuando le preguntaban. Respondía con neutralidad que sí, que su planta había crecido y que no era ni muy bonita ni tampoco fea, ni grande ni pequeña, que era una hermosa planta normal.
¿Y la ranita? Nada, ni un brote. Sus amigos le sugirieron que ni apareciera en el palacio. Pero ella decidió ir igual y decirle la verdad al rey. Esta vez sí fue saltando y saltando bien alto con su maceta vacía. Cuando el rey los recibió, miró atento todas las flores. Muchos animalitos no estaban. La rana observaba desde un rincón lejano. El rey se le acercó, miró su maceta y contento la abrazó. Le puso la corona y la felicitó.
La ranita estaba desconcertada. “Pero su majestad”, dijo, “no tengo ni una flor, sólo una maceta vacía”. El rey movió la tierra donde se asomaba un brote escondido y le dijo: “Tu semilla es de un árbol que crece muy lento pero es grande y fuerte. Te felicito por tu coraje de ser honesta. Serás la futura emperatriz.”

(continuó contándoles ya los cinco en su postura de sentados:)

El ritmo del crecimiento de nuestros frutos (la planta, la flor) no determina la calidad o el valor de los mismos. Cada uno tenemos nuestros dones (nuestra semilla) y el secreto no es tratar de ser como otros (de que esta semilla de los frutos de otra semilla) si no reconocer nuestros propios dones y ser fiel a ellos desde el corazón y la honestidad (reconocer y serle fiel a los frutos de mi propia semilla porque no hay otra igual, es única y hermosa).
He re-formulado este cuento adaptando una idea de otro cuento que yo tenía y del que no he conseguido averiguar el autor o la autora. He tomado prestado el planteamiento y desenlace (variando algunos detalles), he cambiado el cuerpo del cuento y he añadido una nueva moraleja. Mis intenciohnes eran tres: 1. Tener un cuento en el que los personajes fueran animales y cuya correspondencia en Yogasanas fueran sencillas de construir para estos alumnos en este momento, 2. que la narración en extensión, estructura y ritmo apoyara el objetivo del ejercicio basado en la atención, 3. tener un cuento cuyo mensaje apoyara el objetivo principal de esta actividad: recuperar en medida de los posible el estado de salud de la autoestima de estos 5 niños. De aquí el mensaje / moraleja que podría deducirse del cuento y que también narraré a los niños al final del ejercicio.

5. El globo para respirar y Relajación. 20 minutos

En este momento de la sesión cojo las esterillas y las ponemos haciendo un circulo (y esto tiene un sentido en el ejercicio del globo, lo describo más adelante).
Para empezar este ejercicio hacemos una flexión hacia delante con la cabeza apoyada en el suelo. Posiblemente sea prasārita-pāda- uttānāsana, una postura de estiramiento y flexión hacia delante con piernas abiertas y la cabeza en contacto con el suelo o en el banquito.
Después de unos segundos en esta postura , vamos a tumbarnos en Savasana con los pies encima de la silla /banquito. Los banquitos quedarán en el centro del circulo de esterillas y las cabezas de los alumnos en el extremo exterior de las esterillas. Usamos estos apoyos en los pies por dos motivos: 1. por un lado al actuar como semi- invertida está indicada al final de una clase, ya que entre otros beneficios esta es una buena posición de relajación del sistema nervioso y el sistema muscular del cuerpo y 2. por otro lado nos ayuda a cuidar la circulación (que en este ejercicio con el globo se vuelve aún mas recomendable) ya que favorece el mecanismo de bombeo y distribución de la sangre a todos los rincones del cuerpo. Al estar ayudado por la gravedad la sangre puede circular con mayor facilidad en la parte superior de nuestro cuerpo y ayudar a oxigenar más rápido nuestro cerebro. Como postura de piernas elevadas es conocida por lograr llevar a una especie de conexión entre el cuerpo y la mente. Al ponerla en práctica podrás percibir una relajación muscular casi inmediata y paz mental. En este caso nos ayuda a evitar (o al menos dificultar) la distracción al dificultar el contacto visual entre ellos. Al mismo tiempo esta disposición de las esterillas en circulo, la orientación de sus cuerpos hacia fuera (que dificulta el contacto visual entre ellos) y el uso de banquitos, arma una estructura que facilita la conciencia sobre la postura que han de respetar a pesar de las tentaciones al rededor del juego que pueda generarse en torno a este material que puede ser bien atractivo y dispersador: el globo. Esta disposición, por tanto, facilita al alumno la concentración y la mirada hacia el interior. Cuidar estos aspectos me ha parecido especialmente recomendable ya que vamos a tratar de inflar un globo conscientemente y con atención en el diafragma. Aún no lo he decidido pero puede ser interesante colocar uno de estos tacos de Yoga del Decatlón que tenemos allí a cada uno en el abdomen, para que vean como se mueve en el llenado del globo y en la medida que les sea posible puedan llevar su atención y sus sensaciones a esta parte del cuerpo.

A) Globo.

– 1º. Relajar los músculos de la cara. Es importante antes de hacer el ejercicio del Globo, pues si no se tensan los músculos de la cara y terminamos menos relajados y el trabajo con el diafragman no es igual de efectivo. Les doy una serie de indicaciones para soltar los músculos de la cara: a) “Contraer y soltar” y b) “automasaje”. Si sienten tensión en la cara indicar que dejen de hacerlo.
– 2º. Haremos: 3 insuflados de globo (cogemos el aire por la nariz y lo echamos por la boca en el globo) + 3 respiraciones libres conscientes (inhalamos y exhalamos por la nariz, tapando el globo con los dedos) + 3 insuflados de globo (repetimos igual) + 3 respiraciones libres conscientes (inhalamos y exhalamos por la nariz, tapando el globo con los dedos). Repetir otro ciclo si se ve oportuno.
– 3º Si hay tiempo y esta funcionando: 3 inflados de globo sacando sonido (inhalando por la nariz, exhalando por la boca en el globo. Si al echar el aire sacas sonido y si el globo no se infla es que no se está haciendo bien) + 3 respiraciones libres conscientes (inhalamos y exhalamos por la nariz).

Semáforo: Aquí el semáforo estará en Rojo cuando explique como vamos a disponer las esterillas y los materiales en la sala para este ejercicio y el resto de la sesión. También explicaré que primero haremos una flexión hacia delante y la construiré yo como ejemplo para que luego les sea más fácil. Luego se pondrá en Naranja para que todos coloquemos juntos la nueva disposición de las estrellas y los materiales y haremos juntos la flexión hacia delante. Seguirá estando en Naranja cuando todos juntos nos tumbemos en las esterillas y experimentemos la respiración con el insuflado del globo.

B) Savasana.

Dejamos el globo a un lado y nos quedamos en Savasana con las piernas elevadas en nuestros banquitos. Vamos a estar en esta postura unos 10 minutos:
Aprovecho Savasana y decirles que el nombre viene del Sánscrito para explicar que el Yoga tiene su origen en la India y expresarles muy breve sobre que es el Yoga en esencia: “El Yoga es una sabiduría milenaria imaginaos lo poderosa que es que aún perdura después de miles y miles de años y que ha llegado aquí desde la India…” Les cuento muy brevemente que el Yoga es UNIÓN con ellos mismos y con los demás y ESCUCHA. (Tengo algo escrito sobre esto que conté a los niños del IES Martiricos, puedo adjuntarlo si os parece interesante).
Les hago una relajación guiada basada en sensaciones de su cuerpo que puedan comprobar. Según como vayamos de tiempo se les puede guiar en una visualización del águila. En esta parte de la clase utilizaré un audio que ambiente la relajación (como unas olas del mar) o que ambiente la visualización del águila (también relajante y con sonido de pájaros en el cielo y viento).

6. Cierre/despedida. Como me siento. 5- 10 minutos

Este momento consta de 3 pasos y la dinámica es la misma que la de la apertura/ bienvenida, con la diferencia de que en lugar de tomar conciencia de nuestro estado y nuestra energía individual y de grupo antes de la sesión de yoga, estamos tomando conciencia de nuestro estado y nuestra energía individual y de grupo después de la practica ya realizada.

– 1º paso: Un círculo cogidos de las manos con una canción corta que cantaré (que dura en torno a un minuto) y seguido de una especie de mudra grupal que aprendi de unos niños en la India. Las manos quedan vinculadas unas a otras en un bonito gesto haciendo un circulo en el centro (es mejor verlo, adjunto una foto que me enviaron unos amigos que conocí en un hospital en Amedabad). Es un gesto precioso y sencillo que representa la conexión/unión de grupo. Sobre la canción que cantaré ,seguramente en gujarati, se llama “Sathe Ramiye” y dura en torno a 1 minuto, no más. (Es una canción/rezo especial para mi por como y donde la escuché y la aprendí y porque me lleva a un estado meditativo; además me parece ideal para los niños. En este link que añado a continuación veréis la canción recitada por una niña que la canta en Gujarati y luego en inglés para que podáis ver la traducción y entendáis mejor. Seguramente cuando empiece lleve esta breve canción a mis sesiones de yoga indistintamente del alumnado).
– 2º paso: Nos sentamos en la esterilla. Saco del Baúl otras cartulinas blancas con el nombre de cada uno y una silueta sin color que he dibujado de su cuerpo (cabeza y cuerpo) , 5 botes con su nombre y con 7 colores cada uno (colores de los chakras) y 5 hojas de pegatinas “como me siento” . Le entrego a cada uno su cartulina, su bote y su hoja de pegatinas.
Indicaciones: Elige un color de los 7 y rellena la silueta de tu cuerpo con ese color. Escoge una pegatina de la hoja sobre como te sientes y pégala en la circunferencia vacía.
El cuenco les va marcando el tiempo de elegir, de rellenar y de pegar la pegatina. Recojo las 5 cartulinas y las meto en el baúl.
– 3º paso: Postura de sentado y cantamos el Om tres veces.

Semáforo: Durante este ejercicio el semáforo estará en Naranja.

G) Materiales: El material estará colocado para no distraer, y no sera mucho para centrar la atención. Nada sobre la secuencia de ejercicios.

– Cartulinas “como me siento”. Son 5 cartulinas tamaño cuartilla blancas personalizadas, una para cada uno. Cada cartulina tiene: El nombre del niño o de la niña en color gris o negro/ una silueta pequeña de trazo gris o negro y sin relleno que he dibujado de su cabeza y su cuerpo/ una circunfierencia vacía donde tedrán que colocar la pegatina de “como me siento” que elijan. Aclaro que la silueta del niño/ niña sea pequeña para evitar que se entretengan en exceso en colorear (ya que no es el objetivo).
– Pegatinas “como me siento”. Son 5 hojas iguales de pegatinas, una para cada niño/niña. Estas pegatinas contienen una palabra y una cara que describen diferentes estados de ánimo o emoción.
– Esterilla “chakra-twister”. Son 5 esterillas. Cada una de estas esterillas tienen 28 pequeños círculos: 7 círculos que salen de la esquina superior izquierda (con los 7 colores de los chakras), 7 círculos que salen de la esquina superior derecha (con los 7 colores de los chakras), 7 círculos que salen de la esquina inferior izquierda (con los 7 colores de los chakras) y 7 círculos que salen de la esquina inferior derecha (con los 7 colores de los chakras).

– Ocho láminas con ilustración de ocho de las asanas que se van a construir (entre unos y otros) durante la sesión: El niño, la rana, la cobra, el camello, el pez, la tortuga , el perro y savasana (postura del cadáver).
– 5 Globos azules o violetas para el ejercicio 5.
– 5 Taburetes/ banquitos.
– El semáforo. Se trata de un cartón pluma lo suficientemente grande para que sea muy claro a la vista. Con tres 3 círculos dibujados en el cartón pluma dispuestos al gusto (vertical, horizontal o a modo de bandera de la paz) y con un trozo de las caras de un belcro pegadas sobre cada uno de los círculos. Por otro lado recorto tres piezas redondas de cartón pluma y uno de ellos pintado de Verde, otro de Rojo y el otro de Naranja. A cada uno de estos círculos coloreados les pongo otro pedazo de belcro para que puedan pegar sobre el semáforo que he dibujado en la pieza grande de cartón pluma. De esta forma colocaré uno u otro color (belcro con belcro) en su lugar asignado en el semáforo según se requiera (como si la luz de ese color en el semáforo se encendiera).
– El cuento para el ejercicio del “Yogacuento Atento” (La narración que he escrito la he puesto en su ejercicio correspondiente. Incluida la Moraleja que he añadido en negrita).

Este sistema es el que más me ha gustado para la construcción del Semáforo  (independientemente de que luego yo lo realice con otra disposición de los círculos):

Ejemplo de material: Semáforo

H) ASPECTOS QUE HE CREÍDO RELEVANTES

Para niños con estas cualidades temporales y para cumplir estos objetivos he considerado algunos aspectos :

– Las asanas de equilibrio a parte de estar incluida en algunos momentos del flexi-programa de la sesión será una asana de “fondo de armario” que utilizaré para activar la concentración y reducir el ruido mental en el momento en que la pierdan, o en el que sienta que puede ir muy bien.
Si en algún momento estuvieran habladores , les indicaré como parte del juego que lleven la lengua al paladar justo donde comienzan los dientes.
– El manejo coordinado y cuidado de materiales para que el trasiego constante o no sean una tentación continua a romper la concentración. No usar materiales en exceso. Se recomienda en algunas fases tempranas del desarrollo de la atención utilizar un armario o lugar donde no tener a la vista todos los materiales que se van a usar durante la clase, si no que estén guardados o almacenados (por ejemplo yo he planteado usar un baúl grande que hay allí)ñ
– No hacer a los niños una descripción de lo que se va hacer a lo largo de la clase, que se lo vayan encontrando a lo largo de la sesión. La idea como ya he apuntado anteriormente es facilitar la atención mantenida puesto que el objetivo de esta primera clase del ciclo es mejorar la salud de sus autoestimas en ocasiones perjudicadas por las exigencias sociales de ir al mismo ritmo que el resto de sus compañeros de clase o amigos.
– Poner nombres divertidos a los ejercicios activan el humor y la diversión que me ayuda a conectar y hacer vínculo con los niños y que ayuda a los niños a conectar con el hacer el trabajito jugando, he considerado que esto les facilita el interés y concentración . He pensado en el humor como recurso (más allá de algo como los nombres en sánscrito) para favorecer el vínculo profesor- alumno pero lo he experimentado con estos niños en otras actividades en las que he colaborado en el centro y el resultado fue que se desconectaron con mucha facilidad de la atención hacia el juego. Pero esto es solo mi experiencia, en aquellas ocasiones y con estos niños en concreto.
– Utilizaré los nombres de las asanas referidas en su nombre en castellano, de este modo entiendo conectarán rápidamente , eligiendo además posturas sencillas y asociadas a animales (más la asana del niño). Posiblemente solo utilizaré en sánscrito la última asana aprovechando la breve explicación del yoga para contar su origen en la India (y es que además “postura del cadáver” no me termina de convencer ahora mismo como referencia para una asana en una sesión para niños.)
– En esta primera sesión del ciclo de 10 sesiones, aunque trato de tener en cuenta la progresión y la función de las Asanas en este sentido, el fruto primordial es la experiencia de la atención mantenida a través de diferentes juegos relacionados con elementos de la práctica y filosofía del yoga adaptado al objetivo primero de la sesión y a este alumnado. He intentado mantener el cuidado hacia el valor de la secuencia en las asanas que se realizan pero más en especial al flujo de la energía que se mueve a lo largo de la secuencia de ejercicios, facilitando el mantenimiento de la atención en un camino hacia el contacto con ellos mismos, la interiorización y el bienestar. Seguramente veréis puntos mejorables, y me encantaría recibir vuestro feedback y seguir aprendiendo.

Muchas gracias,

Namaste 🙂